sábado, 13 de julio de 2013

LA MEDICINA MODERNA


El final de la consulta…
-       - Entonces… ¿qué es lo que dice que tiene mi marido?
-       - Un Liquen Plano
-       - ¿Es contagioso?
-       - No, es…
-       - Espere, espere… que voy a ver lo que dicen en Internet…

Si existe una constante en la practica de la medicina esa es, paradójicamente, “el cambio”.

Todo lo que rodea a la salud está en una continua evolución que afecta a todos los campos, desde la recogida y almacenamiento de la historia clínica hasta los tratamientos que aplicamos o la forma en que llegamos a realizar un diagnóstico.

La medicina que hacemos hoy en día sería irreconocible para nuestros colegas de principios del siglo pasado.

Ahora, usamos teléfonos inteligentes con dermatoscopios adaptados para ayudarnos en el diagnóstico o para realizar tele-dermatologia y nuestras consultas son “consultas sin papeles”. Sí, “sin papeles”. Las consultas están siendo diseñadas para que exista un flujo continuo de información sin necesidad de usar la tinta y el papel.

Todo en aras de la eficiencia.

Las consultas en general y las de dermatología en particular, están integrando soluciones inteligentes con la intención de facilitar la practica de la especialidad en estos tiempos de cambio. Organizar la consulta y atender al paciente esta cada día más digitalizado.

Ahora podemos atender la llamada de un paciente sin tener que esperar a que traigan su historia de un enorme archivo que está varios pisos más abajo. Simplemente mirando su historia electrónica, accedes a todos los datos, análisis, radiografías… mientras vemos la foto de las lesiones, que nos han enviado por correo electrónico o incluso por WhatsApp.

Existen aplicaciones con las que los pacientes pueden concertar directamente su cita. Algunas hasta tienen un GPS que detecta la proximidad del paciente a la consulta y te avisa que esta llegando.

Pero además, usar la tecnología para conectarse con el paciente, ayuda al paciente, lo capacita o como decimos ahora “empodera” y lo hace más proactivo en el cuidado de su enfermedad.

Antes hacíamos un diagnóstico, dábamos unas explicaciones, escribíamos una receta, despedíamos al paciente hasta una próxima visita y este se iba sin tener ninguna posibilidad de conocer algo más sobre lo que le pasaba. Sólo disponían de lo que pudieran haber entendido de esa breve conversación.

Ahora se puede dar el caso de estar hablando con él o ella y mientras, un familiar que esta presente, se dedica a buscar lo que decimos en la red y acto seguido, te plantea sus dudas sobre posibles efectos secundarios de lo que has recetado y que acaba de leer.

La dermatología al ser una especialidad en la que los problemas están “a la vista” es la rama en la que más aplicaciones se han puesto a la venta, algunas para uso del dermatólogo y otras destinadas a que los pacientes se auto-diagnostiquen o incluso usen la luz del teléfono para tratar por ejemplo, su acné. Dado que existe aún un vacío legal y normativo sobre el tema, no es recomendable usar ninguna de ellas sin consultar antes con su medico, sobre todo cuando se trata de lesiones sospechosas de malignidad.

Y no es que esté en contra de estos avances, no. Estoy convencida de que toda persona debería poder gestionar su propia salud y para ello se necesita educación y herramientas.

Este es sólo el comienzo. Hay que seguir intentándolo.

Ya que más de la mitad de nuestro trabajo consiste en diagnosticar, si conseguimos desarrollar aparatos capaces de hacer el diagnóstico con la suficiente sensibilidad y especificidad, nuestro papel en la practica de la medicina cambiará radicalmente.

Y algún día, diagnosticar no será ya nuestra principal función…

3 comentarios:

  1. "Sanar" será vuestra principal función ... al menos eso es lo que creo ...

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, di con tu página a través de twitter al tiempo que me decía "sería lo último que dijeran algo del liquen plano, y he ahí que al abrir tu post "La medicina moderna" al tiempo que me martirizaba el liquen plano que padezco en las plntas de mis pies. Una pregunta por favor. Estoy tratándome infructuosamente con Dirocel unguento*0.05% y crema desde hace un año, todos los días ¿está contraindicado usarlo tanto tiempo? Estoy cada vez peor. Gracias de antemano.

    ResponderEliminar